Crucero a bordo del barco de Al Capone

Crucero a bordo del Al Capone por el Canal de Panamá

Barco Isla Morada

Cada crucero tiene su encanto particular, tanto los grandes trasatlánticos que surcan los mares con destinos exóticos, como los fluviales que recrean zonas encantadoras de diferentes lugares del mundo en un ambiente más íntimo.

Sin embargo, existen también esos cruceros que realizan travesías más breves pero sumamente interesantes como es el caso del viaje que es posible hoy disfrutar en Panamá a bordo del mítico barco que fuera propiedad del famoso y tristemente célebre Al Capone.

El  Isla Morada, era el barco utilizado por  usado por Al Capone para realizar el contrabando de licor a comienzos del siglo XX.

Quienes visitan Panamá tendrán tendrán la posibilidad de navegar a bordo de  este barco, que es toda una reliquia, recorriendo la vía interoceánica del Canal de Panamá y hacerlo en un barco como el Isla Morada con una extensa historia que los pasajeros conocerán mientras navegan rumbo a las esclusas de Miraflores.

El viaje tiene un coste de 124 euros por persona con un recorrido de aproximadamente unos 80 kilómetros, disfrutando de paisajes donde se mezcla la exuberante vegetación y las obras de este canal tan famoso inaugurado en 1914.

El Isla Morada es un barco de 94 toneladas de peso y96 metrosde eslora, totalmente fabricado en madera, construido en los Estados Unidos y que comenzó a navegar en el año 1912, pero bajo el nombre de “Santana”. Originalmente el crucero contaba con cinco camarotes de lujo, un gran comedor totalmente revestido en madera de caoba y hasta una biblioteca.

La historia recuerda a Al Capone como el gánster más sanguinario de la ciudad de Chicago durante el siglo pasado en la década de los años veinte, siendo conocido por librar incontables guerras de pandillas mafiosas que luchaban por ser los dueños de todo el negocio de tráfico de licor, durantela LeySecaen Estados Unidos.

El Isla Morada fue utilizado en la época para realizar el contrabando de ron y whisky que cubría el camino desde República Dominicana y Cuba a una isla ubicada en Florida llamada Cayo Hueso, quedando como anécdota que ningún otro barco ha cruzado tantas veces el Canal de Panamá.

Cuando al Capone fue detenido por la justicia el barco fue decomisado por las autoridades estadounidenses y utilizado por la marina de ese país durante la Segunda Guerra Mundial llegando en1960 a Panamá, donde se lo transformó en un hotel flotante utilizado para viajes de pesca deportiva y luego para hacer trayectos de rutas locales.

Hace unos años fue adquirido por Canal and Bay Tours,  una empresa naviera que lo utiliza como una propuesta de crucero con viajes que se realizan cuatro veces por semana.

Totalmente remodelado en su interior cuenta con un restaurante y  en la cubierta los pasajeros pueden ir cómodamente sentados admirando el paisaje mientras se navega o comprando alguno de los recuerdo de la tienda que vende desde camisetas hasta mapas del Canal donde se cuenta toda su historia.

A pesar que cada semana decenas de barcos recorren el famoso Canal de Panamá solo uno de ellos cuenta con cien años y un extenso pasado de enigmáticas aventuras que lo hacen más atractivo a pesar de estar alejado ya de las correrías mafiosas que lo hicieran célebre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *