Crucero Brisas del Mediterráneo

Navegar por el Mediterráneo siguiendo una ruta que lleva a lugares bellos destinos como España, Francia e Italia forman parte del Crucero Brisas del Mediterráneo.

Un fantástico viaje a bordo del buque Sovereign de la empresa Pullmantur, un crucero que desea conectar a los viajeros a diferentes puertos que comparten el Mediterráneo.

El viaje ha sido cuidadosamente diseñado para alternar de forma armoniosa para que sean 8 días y 7 noches de placer y diversión  desde 746,55€, con la posibilidad de conocer durante el día las tradiciones y costumbres de culturas diferentes y disfrutar por la noche de los servicios del Sovereign.

El primer día y antes de partir, es posible disfrutar de los encantos de esta bella ciudad de Barcelona, conociendo por ejemplo el Barrio Gótico donde se encuentra la Catedral, una obra magnífica de arquitectura construida entre 1298 y 1450, además de disfrutar de la hospitalidad de sus habitantes.

Ya el segundo día de viaje el crucero llega a Villefranche en Francia, donde puede visitarse el principado de Mónaco y también Montecarlo.

Siguiendo viaje el próximo puerto es el de la ciudad de Livorno, Italia, para recorrer la bella ciudad de Florencia donde se encuentra la Catedral de Santa María dei Fiori y también el Ponte Vecchio y luego llegar a Pisa, con encantadores lugares como la Plaza de los Milagros, la famosa Torre de Pisa, su Catedral y el Baptisterio.

Ya en el cuatro día y siguiendo hacia el sur el próximo puerto es Civitavecchia, desde donde puede visitarse Roma, El Vaticano, La Capilla Sextina y la majestuosa Basílica de San Pedro. Además de hacer un recorrido por sitios emblemáticos como el Coliseo Romano.

Siguiendo viaje y ya en el quinto día de navegación el crucero llega a Nápoles, donde es posible visitar la ciudad y llegar hasta las ruinas de Pompeya, disfrutar del Acuario y de una caminata por el paseo marítimo.

Siguiendo viaje ahora hacia Palermo donde su centro histórico deja ver sus antiguos monumentos tanto históricos como religiosos. Entre ellos la Iglesia de San Agostino, la Catedral, Piazza Quatro Canti, Piazza Pretoria y el Teatro Massimo.

Dejando atrás Nápoles el séptimo día es posible disfrutar en su totalidad de todos los servicios a bordo del barco, relajarse y descansar, mientras el crucero navega nuevamente hacia Barcelona donde se arriba al octavo día desde la partida, finalizando así este fantástico viaje.

Foto Vía: Foro de Cruceros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *