Crucero Cataratas del Niágara

Crucero Cataratas del Niágara

Paseo por las Cataratas del Niágara

Más de diez mil años llevó la formación de las famosas Cataratas del Niagara, tiempo en que también se fueron desplazando río abajo donde hoy se encuentra el puente Queenston-Lewiston que sirve de conexión entre los Estado Unidos y Canadá.

En 1846 el primero de los Maid of the Mist comenzó a navegar la ruta que se deslizaba a los pies de la cascada más grande de América del Norte, siendo en principio solo un transporte fronterizo para transformarse en 1854 en una de las atracciones turísticas de la región. Sin embargo,  en 1860 debido a la Guerra Civil y la crisis económica los viajes se interrumpieron, situación que se mantuvo hasta 1885.

En 1885 y reestablecido el servicio el famoso Maid of the Mist ha transportado a millones de turistas a lo largo de la base de las magníficas Cataratas del Niágara haciéndolos vivir una experiencia inigualable.

Los barcos más nuevos, Maid of the Mist VI y VII fueron construidos en 1990 y 1997 respectivamente y permiten a los pasajeros estar más cerca de las monumentales Cataratas.

El Crucero a las Cataratas del Niágara a bordo del lujoso “Maid of the Mist” es hoy una tradición y una experiencia increíble.

Los pasajeros son provistos de un chaleco salvavidas y es mejor que se preparen para mojarse ya que el barco pasa tan cerca de las Cataratas que es imposible no hacerlo.

Al aproximarse a los puntos importantes la niebla se apodera del entorno y es casi imposible ver, a pesar que el resto de los sentidos permitirán oler el agua dulce y sentir el frío golpeando en el rostro seguido de un sorprendente rugido y un temblor indescriptibles.

Para quienes no deseen mojarse existe en el barco un área especial de visualización que se encuentra en el interior a pesar que perderán la real experiencia de vivir la intensidad de las Cataratas del Niagara en todo su esplendor y magnitud.

El crucero tiene una duración aproximada de media hora que se completa con un paseo a lo largo del río Niágara donde es posible obtener fantásticas vistas panorámicas.

Existe otra ruta donde el crucero se desplaza por detrás de las Cataratas existiendo varios puntos de observación magníficos.

Una experiencia intensa e inolvidable el Crucero Cataratas del Niagara es especial para los amantes de la naturaleza y las nuevas propuestas de diversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>