Crucero Emiratos Árabes a bordo del MSC Lírica

Los cruceros que brindan la posibilidad de conocer lugares exóticos son una verdadera tentación que permite a los viajeros la oportunidad de conocer sitios y culturas diferentes.

En esta ocasión la MSC Cruceros propone un viaje a bordo del MSC Lírica con destino a los Emiratos Árabes en un magnífico itinerario de 17 días y 16 noches de duración, con pensión completa partiendo del el puerto de Génova en octubre de 2011

El crucero comienza con un recorrido por la bella Génova que disfrutando de sus maravillosos atractivos tanto arquitectónicos como históricos y gastronómicos, entre ellos el Palacio Ducalle, el Museo de San Agustín o dar un paseo por la Vía Garibaldi. Siguiendo, luego hacia Nápoles ciudad de museos, monumentos y obras de arte, donde es posible visitar por ejemplo Pompeya o admirar el famoso Vesubio.

Un día completo de navegación y el MSC Lírica llega a Heraclion antigua civilización griega, que se encuentra sobre la costa norte de la isla de Creta, con una extensa historia e increíbles monumentos para visitar como los laberintos de Knossos entre otros.

El viaje continua luego rumbo a Port Said, una ciudad encantadora que se caracteriza por su arquitectura de estilo colonial sumada a museos y jardines de ensueño.

De aquí, el rumbo es hacia el Canal de Suez, que separa África de Asia y desde allí hacia Aqaba, un sitio sorprendente con espléndidos paisajes formados por extensas playas de blancas arenas donde es posible conocer los más antiguos arrecifes de coral del Mar Rojo, además de sus famosos castillos del desierto.

Le siguen cuatro días de navegación, disfrutando de los excelentes servicios y propuestas de diversas actividades y espectáculos a bordo del MSC Lirica, shows, spa, gimnasio, cenas elegantes, casino y una gastronomía de primer nivel son sólo algunas de las posibilidades.

Arribando a Salaalah, la propuesta es pasar una fantástica jornada, conociendo la ciudad, para luego seguir viaje hacia Muscat donde es posible ver el Al-Alam Palace (palacio del Sultán) y varias mezquitas, además de las antiguas embajadas francesa y británica donde hoy funcionan varios museos.

De Muscat el crucero sigue su recorrido hacia la enigmática Dubai una ciudad encantadora, una mezcla de belleza natural y lujo, una cultura apasionante y un entorno natural increíble donde playas y desiertos conviven en armonía. Por último se seguirá rumbo a Abu Dabi finalizando allí el viaje, lugar donde se produce el desembarque.

Foto vía: Juncadella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *