Crucero Kirkenes-Bergen, Navidad 2011

No existen paisajes más representativos de la Navidad que aquellos sitios cubiertos de nieve y donde las tradiciones llevan a un pasado lejano donde historias y leyendas se suceden creando esa magia tan especial sobre todo en esa época del año.

Los fiordos noruegos son por ello una alternativa de crucero excelente para esta próxima Navidad y así lo ha planificado la empresa Hurtigruten con la oferta de su Crucero Kirkenes-Bergen, Navidad 2011 a bordo del MS Kong Harald.

La propuesta de seis días, con pensión completa y desde 552 euros por persona adulta en camarote doble, con tasas incluidas tiene fecha de partida programada el 21 de diciembre de 2011.

Partiendo del Puerto noruego de Kirkenes el primer lugar a visitar es Honningsvag, Cabo Norte (Noruega), un sitio que a pesar de su clima sumamente frío fascina a los viajeros por sus imponentes paisajes, como los que acompañan el viaje por la carretera que une Honningsvag con Cabo Norte, una imagen polar que termina sobre un promontorio rocoso increíble.

El viaje sigue hacia Hammerfest última ciudad antes de los hielos perpetuos del Polo Norte. Se trata de un sitio que gracias al interés turístico por su proximidad al Círculo Polar Ártico recibe viajeros durante todo el año. Fundada a principios del siglo XVIII, época en que su importancia radicaba por ser el lugar donde las compañías pesqueras faenaban en mar abierto.

Situada sobre la boscosa isla de Troms, ofrece a sus visitantes sitios interesantes como el Museo Tromso y la magnífica Catedral Ártica, además del centro medioambiental polar, con una reconstrucción exacta y detallada tanto del clima como del entorno ártico.

Los siguientes destinos son las Islas Lofoten famosas por su gran belleza natural y sus fiordos, la ciudad portuaria de Rorvik perteneciente a un municipio formado por seis mil islas, pequeñas y grandes, y su punto más importante que es Vattafjellet y Trondheim, con un concurrido centro y su pintoresca plaza del mercado que alberga la estatua del
Rey Vikingo, fundador de la ciudad, además de la hermosa catedral gótica del siglo XII, una de las más grandes y bellas de Escandinavia.

También se visitan en Kristiansand sus magníficos fiordos con un mar abierto entre zonas rurales y costas esplendidas, para seguir luego rumbo a Molde donde el paisaje de picos y montañas es realmente un espectáculo sin igual. Esta ciudad de un poco más de veinte mil habitantes alberga por ejemplo el Museo de Romsdal íntegramente dedicado a la historia que va desde la Noruega de los Viquingos hasta la actualidad.

El fin de este espectacular crucero tiene lugar en Bergen, segunda ciudad de Noruega con una historia y una arquitectura que la han convertido en un bello y pintoresco lugar con sus casas de madera y el pequeño lago de Lingegaard sumado a un entorno natural incomparable que es el broche de oro de un viaje realmente inolvidable.

Foto Vía: Catai 

Los comentarios están cerrados.