Crucero por el Amazonas

Tierra maravillosa y colmada de secretos, misterios y culturas diferentes,  el Amazonas es una extensa e inmensa selva tropical que ocupa gran parte del territorio latinoamericano.

En esa gran extensión de verde se destaca el magnífico río Amazonas, el más caudaloso del mundo y el segundo más extenso después del Nilo.

Tanto sea que la elección se vuelque hacia  un crucero por el río Amazonas en su vertiente brasilera como en la peruana con embarcaciones que  realizan estos cruceros fluviales el viaje promete paisajes inolvidables y diferentes a cada paso.

Es posible realizar el viaje en cruceros pequeños o de mayor tamaño, los barcos pequeños de unos veinte metros de eslora y que disponen de todos los elementos y sistemas de seguridad requeridos a bordo, tienen la posibilidad de navegar estas aguas sin problemas, en tanto que los de mayor porte poseen cruceros más pequeños donde los pasajeros se trasladan en las excursiones recorriendo los lugares donde los cauces son de agua más bajas.

Ante de embarcar los pasajeros deben estar vacunados contra la fiebre amarilla y la malaria, un requisito indispensable para transitar por estas exuberantes selvas.

Un guía es el encargado de acompañar a los pasajeros durante todo el trayecto de un viaje que por lo general es de cuatro días y tres noches.

Si el crucero se realiza recorriendo la cuenca del Amazonas brasilero es posible adentrarse en un mundo increíble que cambia con cada estación.

La mayoría de los cruceros hacen su recorrido por el famoso río Negro que al igual que toda la cuenca del Amazonas cumple con ciclos naturales presentando aspectos variados a lo largo del año.

De febrero y hasta llegado el mes de mayo es la época de las mayores precipitaciones, con temperaturas suaves y bosques que se tornan navegables debido a las inundaciones.

La estación seca de junio a setiembre es sin embargo una de las mejores para realizar un crucero por estas tierras ya que debido a los copiosas lluvias de los meses anteriores y coincidiendo con la llegada de la primavera, puede disfrutarse de un espectáculo único viendo miles de planta y flores que comienzan a florecer, especies raras que sólo es posible hallar en esta región. Además de ser la época de la reproducción de la mayor parte de los animales que allí habitan.

De octubre en adelante la sequía continúa y torna posible la aparición de grandes playas de arena muy blanca acompañado de temperaturas altas, las tormentas tropicales son comunes en esta época del año, y varios animales como cocodrilos y tortugas aprovechan las playas para poner sus huevos.

Es aconsejable conocer estos detalles climáticos para decidir en que época es mejor viajar para disfrutar plenamente de esta aventura inolvidable.

Empresas como Iberostar realizan este tipo de cruceros recorriendo el río Negro y el Amazonas en un viaje perfecto de descanso y aventuras.

Saliendo de la ciudad de Manaus, capital del estado de Amazonas se realizan  escalas en diferentes puntos de la selva amazónica con traslado en barcos más pequeños preparados para explorar toda esta naturaleza virgen y visitando además aldeas ribereñas.

La empresa ofrece el paquete de “todo incluído”, en un viaje original y por demás exótico, teniendo en cuenta que las reservas deben hacerse con por lo menos dos meses de anticipación.

Foto Vía: Absolout Cruceros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *