Crucero por el Guadalquivir

Realizar un crucero por el Guadalquivir es realmente una experiencia inolvidable. Generalmente,son viajes de seis días a bordo de barcos marítimos-fluviales que parten del puerto de Sevilla surcando los ríos Guadalquivir y Guadiana que hacen de frontera natural entre España por Andalucía y Portugal por El Algarbe.

Estos cruceros son sumamente cómodos con camarotes amplios y confortables, además de lugares desde los cuales se tienen vistas panorámicas del paisaje, con salón comedor y un lugar de recreo y actividades variadas ideal para disfrutar de las veladas nocturnas.

Estos barcos cuentan también,  en su parte superior,  con un área donde existen hamacas ideales para descansar y otra de las zonas que no está cubierta se utiliza para que los pasajeros disfruten del sol y la navegación o simplemente se den un chapuzón en la piscina.

El viaje comienza con una pequeña charla dada por una de las personas de la tripulación,  explicando tanto el uso de las instalaciones como los horarios de las diferentes comidas que se realizarán a bordo y también incluye algunas sobre el funcionamiento de las excursiones.

El viaje transcurre con los bellos paisajes de los campos de arroz y algodón de la campiña sevillana, pasando por las zonas de las marismas, llegando luego a la Bahía de Cádiz para atracar en su puerto comercial.

Luego de la cena existe la posibilidad de hacer una excursión nocturna a Cadiz donde se visita un típico tablao flamenco, seguido de un paseo por la famosa Tacita de Plata.

El resto de los sitios visitados son la bonita Villa de Alcoutim, Villa Real de San Antonio, Sanlúcar de Barrameda, donde puede visitarse la Bodega de Pedro Romero y el centro histórico de la ciudad.

También,  se visitan Jerez, capital del vino, cuna del cante flamenco y los caballos de pura raza y el Peñón de Gibraltar, para retornar a Sevilla y visitar allí lugares como el Parque de María Luisa, su Catedral, la Giralda, la Plaza España o los Reales Alcázares. Terminando el crucero con un almuerzo de despedida.

Un crucero perfecto y una experiencia que vale la pena vivir para quienes además de descansar desean conocer los encantos ocultos de navegar por el Guadalquivir.

Foto  Vía: El Periplo Bligoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *