Cruceros de lujo Seabourn

Se trata de barcos pequeños, los cruceros de lujo Seabourn reflejan la diferencia a partir del momento en que el pasajero sube a bordo. Una recepción con champagne será la bienvenida y el inicio de un viaje maravilloso donde el confort y la atención se harán presentes en todo momento.

Esta compañía naviera fundada en el año 1986 por empresarios noruegos, comenzó operando tres barcos boutique compitiendo en ese entonces con Silversea. En la actualidad ha incorporado nuevas naves pero manteniendo sus estándares de servicios de primer nivel.

Entre las características que el viajero hallará en los cruceros de lujo Seabourn se encuentran por ejemplo una selección de bebidas en el minibar de cada suite con las preferencias de cada huésped, además de disfrutar de vinos finos tanto durante el almuerzo como en la cena donde los lugares están incluidos sin costo adicional.

La posibilidad de vivir una experiencia inolvidable en la marina con piscina en el mar y la práctica de diversos deportes acuáticos.

El bar se encuentra abierto durante todo el día y el restaurante mantiene la modalidad de horario abierto sin obligación de lucir determinada vestimenta.

La diversión está asegurada también a través del Evening Ander the Stara, con cenas y fiestas que se realizan en cubierta con atracciones como música en vivo, además del encantador Caviar in the Surf, que se realiza durante el día de la denominada “barbecue en la playa”.

Los pasajeros tienen la posibilidad de contratar un servicio de planificación de destinos complementarios para quienes desean vivir experiencias personalizadas en alguno de los destinos visitados en tierra.

Para los que desean un día de relax nada mejor que los masajes en cubierta que se encuentran incluidos en el servicio llamado “Massage Moments”, conjuntamente con la posibilidad de disfrutar de películas al aire libre.

Aquellos que deseen vivir una experiencia diferente en cruceros las navieras de lujo como Seabourn ofrecen servicios de magnífica calidad con una máxima que las distingue afirmando que “lo pequeño es bonito”,

Barcos pequeños con 104 o 225 suites, un verdadero club privado donde es posible disfrutar de los espacios abierto y una atención personalizada por parte de un staff de personas que hacen sentir a los huéspedes realmente confortables durante todo el viaje.

Su gastronomía gourmet se encuentra a la altura de los mejores restaurantes internacionales y es posible disfrutar desde los platos más simples hasta los más elaborados pero todos preparados con la supervisión de expertos chefs.

Y todo esto se incluye en cruceros de lujo a bordo del Seabourn Legend, Pride, Spirit, Odyssey, Sojourn o el Seabourn Quest, con itinerarios únicos que permiten visitar las ciudades más exclusivas a las que no llegan los navíos de mayor tamaño.

Foto Vía: Seabourn 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *