Cruceros, nuevas medidas de seguridad a bordo

Cruceros, nuevas medidas de seguridad a bordo

Botes salvavidas

La seguridad a bordo de un crucero es un tema de vital importancia y por ello existen diversas medidas a través de las cuales se pretende minimizar los riesgos y que se implementan a nivel mundial.

Entre ellas, la planificación de las rutas se hace hoy de forma más exigente y debe realizarlo un oficial especialmente designado por el capitán. Además, estos planes de ruta deben ser explicados de forma minuciosa a todos los miembros que forman parte de la tripulación en el puente de mando.

Asimismo, con la finalidad de minimizar las irrupciones o distracciones en el puente de mando, hace un tiempo se ha decidido restringir la entrada a esa área, siendo solo permitida al personal que cumpla funciones operativas, siendo aplicable tanto durante el tiempo que duran las maniobras de tipo restringido como cuando sea necesario aumentar la vigilancia.

En la actualidad, además de la norma que obliga a disponer a bordo de chalecos salvavidas para todas las personas también deben existir salvavidas adicionales para adultos por encima de los requisitos establecidos legalmente.

A todas estas medidas, la industria mundial del crucero continúa con su plan para mejorar la seguridad a bordo de los cruceros y en ese marco hace unos días realizó el anuncio sobre una nueva disposición que además se relaciona de forma directa con el uso de los botes salvavidas para el entrenamiento de la tripulación.

La nueva medida que ha sido tomada por la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA) y Consejo Europeo del Crucero (ECC) se refiere a la política sobre el uso de botes salvavidas para entrenamiento, que exige que al menos cada seis meses todas las compañías miembro de CLIA y ECC lleven a cabo un ejercicio que también incluya el proceso de bajada y carga máxima de los botes salvavidas.

Por otra parte, durante este entrenamiento el bote salvavidas deberá estar completo con miembros de la tripulación y el personal hará maniobras en el agua como una forma de familiarizarse con las operaciones dentro de un bote de estas características.

Al igual que otras medidas aprobadas a comienzos de 2012, esta nueva política excede la normativa internacional y ha sido revisada por un comité de reconocidos expertos independientes a nivel mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *