Pullmantur implementa nueva políticas sobre el viaje de bebés

Pullmantur implementa nueva políticas sobre el viaje de bebés

Niños a bordo de un crucero

Durante el año 2012, distintas asociaciones relacionadas con la seguridad en los cruceros llevaron a cabo propuestas para asegurar que esta fantástica propuesta de viaje siga siendo una de las más atractivas para vivir momentos inolvidables y seguros.

Nuevos protocolos de seguridad han sido adoptados de un año a esta parte, para ser aplicados en diferentes áreas dentro del crucero, incluyendo el uso de los botes salvavidas tanto para el entrenamiento de la tripulación como de los pasajeros.

Las navieras han implementado todas estas normativas  y organizan ejercicios de entrenamiento para que la tripulación pueda familiarizarse con las operaciones en caso de emergencia.

Por su parte, la empresa naviera Pullmantur acaba de implementar una nueva norma para sus cruceros y por ello, a partir del 11 de febrero se aplica una política destinada a regular los límites de embarque relacionados con los bebés.

Esta nueva política de seguridad se aplicará a todos los itinerarios de la compañía y en todos los barcos de la flota de Pullmantur.

Por lo tanto, la empresa no admitirá nuevas reservas a personas que deseen viajar con bebés que no hayan cumplido los seis meses al día previsto para el embarque a bordo del crucero.

En el caso de reservas que ya se encuentren confirmadas y en las que se haya previsto viajar con menores de seis meses de edad, Pullmantur entregará a dichos pasajeros un claro instructivo de aceptación de los riesgos que trae aparejado el hecho de realizar un viaje a bordo de un crucero en dichas circunstancias.

Asimismo y en supuesto caso que el pasajero decida renunciar a realizar el crucero la empresa procederá a reembolsarle la totalidad de las sumas de dinero pagadas a través de la misma agencia por la cual realizó la reserva.

Pullmantur ha tomado esta medida en el marco de una política de la empresa que responde a la necesidad de salvaguardar en todo momento el bienestar y seguridad de sus pasajeros, y en especial la de los menores de seis meses, fundamentando su decisión en el hecho que los cruceros no cuentan con medios técnicos y sanitarios especializados para niños de esa edad en caso de una emergencia médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *